Plantas de invierno: el ciclamen

El ciclamen o Cyclamen persicum es otra planta de invierno que resulta espectacular por sus llamativas flores y se puede cultivar tanto en interior como en exterior.

el ciclamen se conoce también como violeta de persia y podrás encontrarlo con flores de varios colores entre los tonos rosados y blancos.
Se trata de una planta algo difícil de mantener por lo que es importante que tengas en cuenta estos cuidados básicos que te damos a continuación…

Cuidados del ciclamen
Esta planta no soporta bien las temperaturas elevadas, si la tienes en interior evita exponerla a temperaturas por encima de los 20 ºC.
Evita la luz del sol directa, tu ciclamen estará perfecto en un lugar sombreados y frescos.
La planta se puede cultivar también en jardines y exteriores siempre que las temperaturas no bajen excesivamente. Hasta 10ºC como mínima sería lo aconsejable.
Es muy conveniente utilizar algún tipo de abono o fertilizante una o dos veces al mes para que la planta no pierda su vigor,

Riego del ciclamen
El riego es uno de los aspectos más delicados del cuidado de esta planta. Aunque no debe secarse la tierra la planta no soporta el encharcamiento. Si la tienes en una maceta la mejor forma de regarla es colocarla unos minutos sobre un plato de agua para que absorba la que necesite. Es suficiente regarla cada 4 o 5 días.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply