Cuidados de la Albahaca

Nos encanta la albahaca, esta popular planta aromática, muy apreciada en la cocina, es bastante fácil de conseguir y de cultivar.

Hoy en día puedes encontrar distintas variedades de albahaca, en semillas para sembrar o puedes comprar en viveros las plantas en pequeño tamaño para hacerlas crecer en casa o en el jardín.

Además de tener un olor fantástico, es una excelente especia que se utiliza en platos de pasta, ensaladas, carnes, es el ingrediente fundamental de la famosa pasta pesto y también se utiliza para elaborar aceites aromatizados para cocinar.

Su aroma es también un repelente natural de insectos que te puede ayudar a evitarlos.

Te contamos cómo plantar y cuidar tu albahaca para que te dure y puedas disfrutar de esta planta todo el año.

La albahaca se puede tener tanto dentro de casa como en el exterior, en macetas o en un jardín. Hay distintas variedades, frecuentemente encontraras la albahaca de hojas grandes, con un precioso color verde intenso, también existe otra variedad de hojas mucho más pequeñas que a mi me gusta mucho, es muy aromática y de un sabor más suave que la de hoja grande.

Consejos para cuidar la albahaca

La albahaca necesita mucho sol, por lo que estará mejor en un lugar soleado y si es posible protegido del viento.

No aguanta bien el frío por lo que en épocas con temperaturas por debajo de los 10 ºC es mejor que la guardes en el interior, así te durará todo el año.

Asegúrate de regar la planta por lo menos una vez a la semana en las estaciones más frías y una vez al día o cada dos días en verano o cuando hace mucho calor. Comprueba que la tierra se ha secado un poco entre los riegos, ya que si está aún muy húmeda puedes encharcar las raíces. Riega sobre todo la base de la planta y evita mojar las hojas.

Evita el encharcamiento, conviene utilizar un tipo de tierra o sustrato con buen drenaje. Puedes colocar piedrecitas o bolas de arcilla en el fondo de tus macetas para permitir que el agua filtre bien. Mezclar el sustrato con un poco de arena más suelta también puede ser buena idea para esta planta.

Conviene eliminar las flores de albahaca cuando la planta está en floración para estimular su crecimiento. También le irá muy bien si la podas un poco cada mes eliminando las hojas de arriba ya que tiende a crecer hacia arriba y con rapidez. Aprovecha los tallos para crear nuevas plantas.

Sembrar la albahaca

Para plantar las semillas es conveniente hacerlo primero en un semillero y luego transplantar los tallos jóvenes a macetas más grandes o directamente en el suelo.

Si tienes ya una planta puedes cortar algunos tallos  antes de las primeras heladas o en primavera, si los pones en un vaso con agua tendrás raíces en unos 7- 8 días y podrás plantar los tallos en macetas en el interior.

Si vas a sembrar varias plantas o semillas deja un espacio suficiente entre las plantas, unos 20 centímetros, ya que puede llegar a crecer bastante si tiene suficiente espacio.

Ten en cuenta que se trata de una planta anual, es decir que es posible que la planta muera después de un año, pero puedes volver a plantar los tallos que vayas cortando para tener siempre albahaca en casa.

2016-10-21T18:13:10+00:00 8 de julio, 2013|aromáticas, plantas|0 Comentarios

Deje su comentario